Las Películas Documentales.
Aproximaciones a la Realidad.

domingo, diciembre 19, 2004

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, habla del documental "Nietos"

El documental Nietos es un eslabón más en la búsqueda de los nietos de los desaparecidos durante la dictadura militar de 1976 a 1983 en Argentina. Se calcula que con la represión política se secuestraron unos 500 niños, muchos de ellos apropiados al poco tiempo de forma ilegal. El productor de esta película, Daniel Cabezas, es uno de estos nietos, y el director, Benjamín Ávila, es hijo de desaparecida. La labor de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo ha permitido que 77 de estos niños hayan tenido la oportunidad de conocer a sus familias biológicas. Pero se trata de una experiencia personal muy compleja y todavía queda mucho por hacer. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, nos ha contado todo esto:

“En la asociación no preguntamos nunca qué religión tiene, con qué partido político simpatiza, de qué condición social es o cuál es su cultura. Las Abuelas de Plaza de Mayo estamos hace 27 años juntas, y nos dieron ese nombre por manifestarnos en la Plaza de Mayo y ser abuelas además de madres. La búsqueda empezó como una cosa utópica, y además con una inocencia total de pensar que a corto plazo íbamos a encontrar a nuestros nietitos a medida que fueran naciendo, y además que nuestros hijos iban a volver. Como eso fue cambiando, nosotros fuimos cambiando. Las Abuelas tenemos una dinámica permanente donde, en cierta etapa, en cierto tiempo, éramos discriminadas, llamadas locas, creían que mentíamos; y luego la sociedad va entrando a saber cosas, a entender cosas, y ahora nos acompañan, aunque no masivamente, porque siempre hay un sector reaccionario que es el que tiene que rendir cuentas a la historia. Y aparece, felizmente, en este camino, la idea de los cambios, de hacer cosas novedosas para encontrar a los nietos, porque no es fácil encontrar a una personita que no conocemos, que no sabemos el sexo, a quién se parece, qué seña particular tiene, dónde estará, ¿en la Argentina?, pero es enorme, o en algún país de Europa o de Estados Unidos. Es buscar una aguja en un pajar”.

Estela Carlotto en Nietos. ® Diorama.
Posted by
Hello

“Yo les voy a graficar lo que siento cuando encontramos, en los últimos tiempos, a los nietos: Traen la historia de la mentira, y están a la defensiva porque ¿qué me pasó?, ¿qué es esto? Y además los quisieron criar a su imagen y semejanza, no como sus padres, porque esa es la filosofía de la apropiación, que fueran distintos de sus padres, porque si las abuelas los criábamos los íbamos a hacer subversivos como sus padres. Cuando los chicos recuperan su libertad, saben quiénes son, reconocen a sus padres, a través de la historia que se les cuenta con un archivo histórico que hacen nuestros nietos para darles como regalo el día que ellos saben quiénes son, para que lo lean, lo miren, son fotos, grabaciones, de todo el entorno que conoció a su papá y a su mamá, entonces se les cae como una especie de cáscara ficticia de esa crianza, para salir el verdadero hijo de esas dos personas desaparecidas”.

La reparación no es sólo si alguna vez les dan una compensación económica, la reparación es que de sus padres se diga lo que fueron, militantes populares que dieron la vida por un país mejor.

“Queremos llevar tranquilidad a aquellos chicos que tienen dudas, que sepan que los que ya recuperaron sus derechos están bien, que el conflicto lo van a tener permanentemente porque el conflicto de la orfandad, de la crianza, y de haber vivido tantos años con una familia mentirosa, a la que ellos, en algunos casos, realmente aman, porque son inocentes, los que no los aman son los que los robaron, se puede compatibilizar con el camino futuro que es el más largo que les va a tocar vivir. Son jóvenes, recién empiezan, y deben tener una disposición de vida sana. Están buscando, tenazmente, inclaudicablemente, la verdad y la reparación. La reparación no es sólo si alguna vez les dan una compensación económica, la reparación es que de sus padres se diga lo que fueron, militantes populares que dieron la vida por un país mejor. Todo lo que hacemos es para que los chicos obtengan su libertad, pero al menor costo posible de su integridad psicofísica, porque el shock que tiene un chico cuando se entera a esta edad de que le han mentido, si es que ha creído plenamente, aunque suele haber cosas que no entendía pero que no sabía cómo resolver, que si los parecidos físicos, que si las vocaciones, las actitudes, la falta de fotografías, de signos, preguntas sin respuesta, en fin, todo eso se acumula, y algunos vienen y buscan, y otros se quedan ahí. Intentamos el menor daño posible de estas víctimas propicias, las más inocentes, las más frágiles, un bebito, criado lleno de mentiras, y en algunos casos lleno de golpes, físicos o psíquicos. Nosotras no, las Abuelas dañarlos más, no”.

Tenemos la satisfacción de que los chicos que hemos encontrado son un ejemplo de que en ellos tampoco hay ese espíritu de venganza, saben que hay responsables de su orfandad y de su vida mentirosa y de muchos agravios, pero ninguno se ha levantado a decir: yo salgo a hacerle lo mismo.

“Hay mucho para contar, y cosas muy horribles. Pero eso es otra historia para el encuentro de los chicos. Que en los tribunales sí, se ventile todo el horror, pero que para buscar a los chicos lo hagamos desde el amor, y sobre todo con un sentimiento unido a la paz. Queremos que encuentren abuelas sanas, abuelas abiertas, abuelas no rencorosas, no con sentimientos negativos. Y a la vez tenemos la satisfacción de que los chicos que hemos encontrado son un ejemplo de que en ellos tampoco hay ese espíritu de venganza, saben que hay responsables de su orfandad y de su vida mentirosa y de muchos agravios, pero ninguno se ha levantado con el odio, el rencor, a decir: yo salgo a hacerle lo mismo”.

Nunca en otro país se robó bebés nacidos en cautiverio, dejar vivir a la mamá hasta que diera a luz para robarle el bebé y luego asesinarla, ese es un único proyecto de plan sistemático argentino.

“Todo lo que se hablaba antes era descalificador y queremos que ahora los chicos estén orgullosos de sus padres, que la humanidad sepa de estas historias y que hubo una Argentina que no claudicó nunca. Nunca en otro país se robó bebés nacidos en cautiverio, dejar vivir a la mamá hasta que diera a luz para robarle el bebé y luego asesinarla, ese es un único proyecto de plan sistemático argentino. No hay Abuelas en otros lados. ¿Mataban niños?, sí, mataban, ¿usaban niños?, sí, pero no esperaban el nacimiento para robarlos. Que quede claro que en Argentina nunca bajamos los brazos, los organismos de derechos humanos que nacimos antes o durante la dictadura nunca bajamos los brazos a pesar de los gobiernos constitucionales, porque entendimos que si no nos movíamos nosotros, todo se venía abajo, con promesas, luego leyes de perdón, y que esto lo teníamos que llevar adelante, y hemos conseguido cosas que recién ahora se están haciendo en otros países”.

La Argentina era un país riquísimo, culto, y era impensable que hace 40 años me dijeran que me iban a secuestrar una hija, y sin embargo pasó. Atención a los países que están muy bien y que creen que no les va a pasar.

“Yo solicito, como Abuela de Plaza de Mayo, que después de que se proyecte Nietos en las salas, la televisión española la tome lo antes posible, primero porque es un delito universal, y este delito hay que hablarlo, contarlo, para que no se produzca en otro país. La Argentina era un país riquísimo, culto, y era impensable que hace 40 años me dijeran que me iban a secuestrar una hija, y sin embargo pasó. Atención a los países que están muy bien y que creen que no les va a pasar, porque en la Argentina pasó. Desde vieja data tenemos denuncias de que han venido apropiadores con sus chicos, muy chiquitos, a España. Como no los quieren entregar, porque son rehenos esos chicos, son fetiches para ellos, (por eso el amor no existe en esa gente, cuando roba a un chico y le quita todo, que es la identidad), se han venido para España y para otros países. Cuando el juez Baltasar Garzón comienza con su preparación del juicio y todo lo demás, todas vinimos como parte querellante y le trajimos toda la información. Por entonces eran 12 casos más o menos de chicos argentinos que pudieran estar apropiados por la gente de allá. Baltasar Garzón lo tomó, y trabajó, y no es fácil, sin la prueba de sangre es imposible, ¿cómo se hace la prueba de sangre?, hoy en día todavía tenemos ese problema, ya con las cosas mucho más claras, de manera que él avanzó hasta donde pudo. Hoy, sin embargo, se suma la demanda de otros jóvenes que mandan por correo a preguntar a Abuelas sobre su identidad, y están viviendo en España”.

COMITÉ DE AYUDA Y ACOGIDA
Teléfono de información de voluntarios, no estatal, con sede en Madrid:
670 605 871

*La fecha de estreno de Nietos en España es el 17 diciembre. Esta entrevista forma parte de los contenidos del programa de radio La Hora del Documental, dedicado en exclusiva al mundo de los documentales.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal