Las Películas Documentales.
Aproximaciones a la Realidad.

lunes, abril 18, 2005

Wim Wenders: "Rodé 'Tierra de Abundancia' como si fuera un documental"

El director Wim Wenders ha estado en Madrid para presentar su película Tierra de Abundancia, en la que sitúa a dos personajes en la Zona Cero de Nueva York y realiza una reflexión crítica sobre la situación de Estados Unidos y del resto del mundo tras el once de septiembre. El cine de Wim Wenders es un cine pegado a la realidad y el director ha realizado documentales como Buena Vista Social Club, Tokio-Ga, o su parte de la trilogía sobre El Blues en la que también participaron Clint Eastwood y Martin Scorsese. En esta película que presenta ahora, Tierra de Abundancia, también hay una mirada documental. El director, muy agradable y receptivo con los asistentes a la presentación, y con un inglés pausado y enfático, se lo explica a un periodista que le pregunta si se siente identificado con el cine crítico de Michael Moore.

Wim Wenders: “Voy a ser sincero. Me alegra que tantísima gente viera Fahrenheit 9/11, sobre todo en América, porque es un documental que enseña otras maneras de afrontar la guerra contra el terrorismo, distintas formas de entender lo incomprensible. Esta película abrió un hueco por el que ver otros universos, otras realidades. La otra cara del documental es que es muy polémico y eso no es precisamente de mi gusto. Aunque es cierto que la forma más eficaz de atacar la propaganda es contrarrestarla con contrapropaganda, pero esa no es mi manera de hacer películas. Muchos aspectos de Tierra de Abundancia tocan los mismos territorios o problemas que el cine de Michael Moore, pero mi acercamiento es muy diferente.

Al principio de esta película estuve tentado de hacerla documental, pero tendría que haber restringido los temas del guión al problema de la pobreza. Sentí que todo lo que quería expresar sólo podría hacerlo en un contexto de ficción, pero aún así creo que Tierra de Abundancia está hecha de una forma muy parecida al documental. El rodaje duró 16 días, y lo normal es que sea imposible filmar una película de ficción en 16 días, pero un documental, sí. La media de planos al día fueron 46, posible en un documental, pero no en una película de ficción. No teníamos dinero, y esa es una situación habitual de los documentalistas. Pero lo cierto es que, en esta época, si tienes mucho dinero, no puedes decir demasiado. Cuanto más dinero, menos libertad para decir cosas. Si consideramos todo esto podemos decir que hemos hecho una película imposible... (risas). Tierra de Abundancia tenía el presupuesto de una sola tarde en un rodaje normal de Hollywood. Además, si uno quiere hacer una película sobre la pobreza parece absurdo utilizar mucho dinero para realizarla. Cuando grabábamos en Los Ángeles a la gente que vivía en la calle, recuerdo que una noche un hombre salió de debajo de su caja de cartón, nos miró, y nos dijo: ‘Tíos, ¡realmente tenéis poco presupuesto!’.

Con una forma de rodar como esta no puedes planificar casi nada, todo se hizo de una forma muy espontánea, la mayoría de las decisiones se tomaron sin pensar mucho sobre ellas. Con París, Texas tardamos dos años en escribir el guión. En Tierra de Abundancia escribimos el guión en tres semanas y lo continuamos mientras rodábamos. El proceso es como el título de la canción de Bob Dylan: Don’t think twice, it’s all right. No lo pienses dos veces, así está bien”.

Informe, pregunte, comente.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal