Las Películas Documentales.
Aproximaciones a la Realidad.

sábado, noviembre 24, 2007

"Fados"

Tras “Tango” e “Iberia”, y después de su paso por Festivales en España y en Estados Unidos, llega a los cines “Fados”. El director hablaba así de la película en San Sebastián.

Carlos Saura: "Siempre me he encontrado en Portugal como en un país amigo. Un país amigo que tiene una frontera muy larga con España y que yo, de acuerdo con Saramago, estamos dispuestos a, si no a eliminarla, que es muy difícil, a que se vaya suavizando esa frontera, ¿no? Y eso que se dice 'país hermano', pues que sea de verdad país hermano, ¿no? En cuanto al fado, pues he escuchado fado desde que era niño, es verdad, porque a España llegaban las películas de Amalia Rodrigues, y se cantaban los fados por las calles, sí. Yo entonces no era capaz de discriminar si el fado era algo alejado de nuestra cultura o pertenecía a nuestra cultura, sinceramente, no. Me parecía que era una cosa semejante o similar. Y aquello que decía (canta): 'Una casa portuguesa, y con certeza. Y con certeza una casa portuguesa...'. O sea que me parecía una cosa como muy próxima, muy cercana. Pero, es verdad, que solamente cuando me llamó Iván Díaz (productor portugués de la película) y Carlos do Carmo preguntándome si quería hacer una película sobre el fado, realmente entonces dije: 'Caramba, qué tema más hermoso, más bonito, por qué no'. No estaba demasiado preparado, aunque había escuchado fado, es verdad, en este tiempo, porque siempre me ha interesado mucho, sobre todo Amalia y Marceneiro, que eran mis ídolos. Pero, claro, mi ignorancia era muy grande. Y todo ha sido gracias a Iván Díaz y Carlo do Carmo, que es una especie de dios en su país, y saben tanto de fado, que me han conducido, que me han llevado. He estado en Lisboa muchas veces. Allí conocí a Camané, que me dejó fascinado, y a otras muchas personas, de verdad, porque en la película hay muchos fadistas pero, indudablemente, la cantera de Portugal no sólo no se acaba, sino que, al contrario, me parece que es un momento glorioso para el fado, y mi sueño sería que nuestra película (nuestra película, digo, porque la hemos hecho entre todos) sirviera un poco de plataforma de lanzamiento del fado para darle más fuerza en el mundo entero. Ése sería un poco mi sueño".


Imagen de Fados. c. Wanda Vision.
Habla la fadista Mariza sobre qué es lo que cree que el fado tiene de especial:


Mariza: "Fado es... Yo empecé a cantar el fado muy temprano, con cinco años, en un barrio muy típico, en el que algunos musicólogos dicen que nació el fado, y fue donde nació también Carlos do Carmo: Mourería, un barrio de los más típicos de Lisboa. Y empecé a cantar ahí porque mis padres tenían una pequeña taberna, y yo empecé a cantar en la calle, en la taberna de mis padres, y el faldo me fue acompañando por toda mi vida. Y ha habido un tiempo de mi vida que yo me aparté un poco, fui a sentir otras sonoridades, sentir otros ambientes musicales, tales como la bossa nova, la música brasileña, el blues, tango, jazz, el flamenco... Nunca intenté cantar flamenco porque es dificilísimo. Y cuando empecé nuevamente a cantar el fado sentí que ahora, en Portugal, en mi tierra, había una disposición mayor para sentir esta música, para entender a la cultura portuguesa. Cuando me invitaron a cantar en esta película, yo me sentí tan contenta y tan orgullosa de poder trabajar con Carlos Saura, de poder trabajar con todos los cantantes de fado que yo admiraba y que admiro, y poder ser parte de un filme que hace historia, porque al mismo tiempo que habla de la historia del fado, que son siglos de fado, con la visión artística de Carlos Saura se llega a una Lisboa de hoy, una Lisboa moderna, en la cual yo me veo, una Lisboa que es parte de mis días, una Lisboa que es parte de una generación, con un lenguaje del siglo XXI, y con un fado que también está cambiando. Me hacen la pregunta de qué tiene el fado que no tengan las otras músicas. Pues yo que conozco el trabajo del señor Saura, con este filme, 'Fados', yo pienso que cierra una trilogía de músicas urbanas. Fado es una música urbana, de Lisboa. Nace del mar, de marineros. Obviamente tiene raíces que están ahí, muy bien expresadas en la película, y que tienen que verlas. Tienen que ver la película para entender mejor que dicen que el fado tiene parte de África, parte de Brasil. Y como música urbana que es, está muy enraizada en su ciudad, Lisboa. Es una música muy lisboeta. Mas al mismo tiempo, con la experiencia que tengo, no es mucha, pero por los tiempos que tengo cantados por todas partes del mundo, siento que a pesar de ser el fado muy portugués, muy lisboeta, es una música universal, porque habla de los sentimientos de los seres humanos, hace una recopilación de los sentimientos de la vida. Y eso es parte de todos. No es sólo del pueblo portugués, ni del pueblo español, del australiano, de los chinos, del japonés, del alemán. Y eso es lo que siento en todas partes donde voy a cantar. Obviamente que cada cultura siente ese sentimiento a su manera, mas el fado consigue, como música portuguesa que es, pasar la frontera de la lengua, y tocar en las personas. Pienso que eso es lo especial en esta música".


En la película intervienen Lila Downs, Camané, Pedro Moutinho (hermano de Camané), Carlos do Carmo (hijo de Lucília do Carmo), Caetano Veloso, Chico Buarque, Argentina Santos (al pie del cañón con más de 80 años), Lura (promesa de las Islas Cabo Verde), Miguel Poveda, Cuca (cambió el rock por el fado), Ricardo Ribeiro (le llaman el "fadista de la calle y de los barrios"), Ana Sofía Varela, Carminho (la joven promesa), Vicente da Camara (con seis fadistas en la familia), Maria da Nazaré, Toni Garrido (cantante de reggae en la banda brasileña "Cidade Negra"), los raperos NBC/SP & Wilson, Mario Pacheco (guitarrista y compositor), Rui Veloso (el rockero portugués), Joel Pina (bajista de Amalia Rodrigues), y Mariza (la vanguardia del fado y el reconocimiento internacional).

Informe, pregunte, comente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal